¿QUÉ SON LAS CARRERAS A INTERVALOS?

¿QUÉ SON LAS CARRERAS A INTERVALOS?

2019-02-21 | 234 Personas han visto el articulo

El entrenamiento a intervalos es un tipo de entrenamiento con periodos cortos de alta intensidad que se alternan con otros periodos de recuperación de menor intensidad. Ajustando los intervalos puedes controlar la dificultad de cada sesión. Hay dos formas de hacerlo: ajustando la duración o la intensidad o ajustando el número total de intervalos. Cuando cambias uno de estos parámetros, también cambias el esfuerzo que tiene que hacer el cuerpo.

PERDER PESO CON EL ENTRENAMIENTO A INTERVALOS
La alta intensidad de los periodos de trabajo aumentan el estímulo del entrenamiento que experimentan los músculos. De esta forma, el efecto que alcanzas al entrenar es mucho mayor que si corrieras la misma distancia a un ritmo moderado.

Una de las principales ventajas de este método es que se queman muchísimas de calorías. Los músculos necesitan mucha energía después del entrenamiento para recuperarse y regenerarse. Este proceso, llamado afterburn, hace que tu metabolismo se quede activado incluso después de haber terminado el entrenamiento, así que continúas quemando calorías.

¿CÓMO DEBERÍAN SER LAS CARRERAS A INTERVALOS?
El entrenamiento a intervalos suele considerarse de alta intensidad y es un método de entrenamiento muy fatigoso. Por eso a veces se piensa que sólo es válido para runners experimentados. Pero los intervalos aeróbicos, como se suelen llamar, también son una gran oportunidad para runners principiantes ya que se pueden beneficiar de los muchos efectos positivos que tiene una sesión de entrenamiento.

LA FORMA CORRECTA DE CORRER A INTERVALOS:

1) CALENTAMIENTO:
Dado que el periodo de trabajo de los intervalos es muy exigente para los músculos, es muy importante que calientes debidamente. Una carrera moderada de 10-15 minutos es suficiente para calentar el cuerpo y prevenir lesiones. Deberías elegir un ritmo con el que seas capaz de mantener una conversación sin dificultad.

2) INTERVALOS:
• El periodo de trabajo dura 15 segundos.
• Deberías correr a un esprint submáximo (el 90% de tu esprint máximo) o, en otras palabras, casi a todo gas.
• A continuación, le sigue un periodo de recuperación de 45 segundos de caminata lenta.
• La sesión completa dura 15 minutos, de forma que corres 15 intervalos en total.

3) ENFRIAMIENTO:
Después del último intervalo, deberías caminar lentamente durante diez minutos.
Es importante que no te excedas cuando corras a intervalos. Asegúrate de descansar uno o días después de la sesión antes de ir a por otra. Al principio está bien que corras a intervalos una vez a la semana. Una vez que te acostumbres puedes empezar a hacer intervalos con fases de trabajo de 20 segundos y fases de descanso de 40 segundos.
Fuente: runtastic.com